Dieta en el embarazo

La dieta durante el embarazo es de vital importancia para la salud de la mujer gestante y también para el buen desarrollo del feto. No se trata solo de cantidad, ya que la embarazada ahora debe alimentar a dos seres, se trata también de la calidad de esa alimentación. La dieta que deben mantener durante su embarazo debe ser variada y en la cantidad justa para las nuevas necesidades de nutrición.

La dieta durante el embarazo es muy importante para la madre y su bebé


Alimentos recomendados en la dieta de embarazadas

  Beber al menos 5 vasos de agua por día, evitará que te deshidrates tu y tu bebé.

  Hacer varias comidas pequeñas durante el día, esto te ayudará a disminuir las molestosas naúseas.

  Consume alimentos ricos en hierro, nutriente básico durante el embarazo para evitar la anemia. Algunos alimetos ricos en hierro: almejas, cereales integrales, hígado, legumbres, vegetales carnes, frutos secos.

  Los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales (Omega-3 y Omega-6) son muy beneficiosos para combatir la hipertensión, trastorno muy peligroso durante el embarazo. También te ayudarán a reducir el nivel de colesterol. Pescados como la sardina, el atún, el salmón, el bacalao o las truchas son muy ricos en estos nutrientes.

  Bajo supervisión médica te recomendamos consumir ácido fólico durante el embarazo. El ácido fólico es una vitamina del complejo B que ayuda a prevenir defectos del tubo neural (cerebro y médula espinal) en el futuro bebé. Se lo debe consumir durante las primeras semanas del embarazo. El ácido fólico está disponible en la mayoría de las multivitamínicos. 

  Consuma alimentos ricos en calcio. El embarazo produce modificaciones del metabolismo del calcio. La placenta transporta activamente el calcio hacia el feto, esto supone una afectación al esqueleto de la mujer gestante que debe ser compensada. Si bien una dieta balanceada y la exposición solar pueden prevenir una pérdida osea importante, se recomienda un aporte extra de 400 mg/día de calcio mediante aporte adicional de productos lácteos o suplementos de calcio. La leche de vaca proporciona 125 mg de calcio por 100 ml, de ahí que una madre que puede ingerir entre 750-1.000 cc de leche diario. En embarazadas con intolerancia a la lactosa pueden remplazar el consumo de leche con carnes, yoghurt, o queso. Tomar en cuenta que la falta de calcio no solo puede afectar a los huesos sino que también puede afectar a los dientes y aumentar la incidencia de caries durante el embarazo.

0 comentarios:

 

A Bajar de Peso © 2012 | Designed by Cheap Hair Accessories

Thanks to: Sovast Extensions Wholesale, Sovast Accessories Wholesale and Sovast Hair